Recuperar una cara joven con Botox

Botox es en realidad una toxina purificada que no causa ningún daño al cuerpo . Cuando se usa y como un tratamiento cosmético inyectable, mejorará los signos de envejecimiento en la cara. Se utilisa para disminuir las líneas profundas en la frente o relajar los músculos faciales para dar asimetría a la cara.

Aunque los esteticistas pueden inyectar botox, sus clientes primero deben recibir una consulta cara a cara con un profesional médico. Este médico podra prescribir el medicamento. Los médicos, dentistas y enfermeras registradas pueden recetar e inyectar botox, pero solo con una prescripción. Los esteticistas deben utilisan cualquier botox solanamente si ha estado recetado específicamente para usted.

Hay algunas personas que tratan de tratar a personas con poca o ninguna capacitación. Deben evitar estas personas y escogir un buen pacticante. Este practicante ha realizado una estética facial durante varios años, ha asistido a cursos de capacitación y tiene un buen conocimiento de la anatomía facial.

Debe poner atencion quand escoge el practicante avanzado, porque teóricamente, alguien puede ir a un curso de botox para principiantes y al día siguiente ir a un curso avanzado. Pero esto no lo hace ser un buen practicante, porque es posible que solo hayan inyectado a un cliente. Siempre debe consultar cuánta capacitación alguien ha tenido antes de que le permitas que se inyecte algo en la cara.

Si está considerando tener botox, es imperativo que elija un profesional capacitado y calificado para inyectar el botox en la cara. Este practicante debe tener las manos firmes, el ojo de un artista y la capacidad y la pasión para recibir el tratamiento perfecto.

Una consulta cara a cara es esencial. El profesional escuchará sus preguntas y podrá evaluar si el tratamiento con botox es adecuado para usted.

El profesional podra notar sus preocupaciones estéticas, sus preferencias y va a decir si van a obtener los resultados deseados. El profesional también le dirá los riesgos, que pueden incluir reacciones alérgicas, hematomas e hinchazón mínima.

Durante el tratamiento con botox tendrá inyecciones precisas en lugares estratégicos. El botox se injecta en las arrugas, las arrugas de la frente, las patas de gallo alrededor de los ojos y las bandas del cuello. El resultado es una piel más suave y joven que se ve más relajada y saludable. Botox que es administrado por personas no profesionales y sin entrenamiento, es una historia diferente.

Demasiado botox inyectado puede dejarlo con un aspecto congelado, poco natural. O si se inyecta incorrectamente puede causar asimetría y ojos caídos.

En manos de un profesional completamente capacitado, la colocación puede crear un aspecto natural que hará que su rostro se vea más joven y se sienta más fresco y relajado.

Posted in Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *